DECLARACIÓN PÚBLICA

MESAS DE SALUD, CASAS DE ACOGIDA E INFANCIA RM

DE LA COMUNIDAD DE ORGANIZACIONES SOLIDARIAS

ACERCA DE LA SITUACIÓN DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES HOSPITALIZADOS

TERCER TRÁMITE CONSTITUCIONAL LEY MILA


Diversas organizaciones dedicadas al trabajo con población infanto juvenil, sus familias y cuidadores/as, pertenecientes a la Comunidad de Organizaciones Solidarias, hemos visto con gran preocupación la situación que afecta a miles de niños, niñas y adolescentes que se encuentran particularmente vulnerables por alguna condición de salud que les aqueja y les obliga a ser hospitalizados sin el acompañamiento de su cuidador/a.


Las iniciativas levantadas hasta ahora, ya sea desde el poder ejecutivo o legislativo, han sido totalmente insuficientes, además de lentas y burocráticas; sin lograr empatizar en lo más mínimo con la situación de quienes se ven afectados y afectadas por esta grave crisis que atenta contra su bienestar.


Reconocemos el esfuerzo en la generación de protocolos por parte de MINSAL para casos específicos, y la iniciativa legal recientemente aprobada en la Cámara de Diputados conocida como Ley Mila, pero nada de esto es suficiente cuando cada día se siguen vulnerando los derechos de niños, niñas y adolescentes a ser acompañados de manera constante.


En relación a la tramitación de la mencionada ley -reconociendo que es un avance importante- consideramos que no es suficiente, ya que solo abarcará población hasta los 14 años en unidades de pediatría, lo que, sumado a la indicación que contempla una excepción al acompañamiento en casos que derive de ello un peligro para el propio niño, niña o adolescente u otros pacientes, se abren espacios arbitrarios que nos dejan de manos atadas una vez más.


La experiencia nos ha demostrado que una pandemia es un peligro inminente pero sabemos que es posible ofrecer respuestas adecuadas a pesar de la crisis sanitaria. Como ejemplo podemos ver casos como el Hospital Calvo Mackenna y Hospital Exequiel González Cortés en la Región Metropolitana y del Hospital de Valdivia quienes han mantenido el acompañamiento.


Esperamos que en el trámite legislativo actual se amplíe el acompañamiento de niños, niñas y adolescentes hasta los 18 años que se encuentren hospitalizados en cualquier lugar del país, sean estas unidades pediátricas o no. En paralelo llamamos al poder ejecutivo a pronunciarse sobre una solución transitoria que mandate a los recintos hospitalarios a permitir el acompañamiento permanente para menores de 18 años por parte de un adulto significativo.


Las familias tienen el deseo de hacerse presentes, lo han manifestado en diversas ocasiones, y es la única manera de garantizar el derecho de esos niños, niñas y jóvenes de estar acompañados continuamente.



19 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo